CIUDAD DE BUENOS AIRES
Ubicación Geográfica:

La Ciudad de Buenos Aires está ubicada sobre la margen derecha del Río de la Plata, en donde desemboca un río pequeño llamado Riachuelo. Los principales datos físico-geográficos son: Perímetro: 60,5 km Extensión: Norte-Sur 19,4 km - Este-Oeste 17,9 Km Puntos Extremos: Latitud 34 36' Sur - Longitud 58 26' Oeste - Altitud 25m s.n.m.

Límites:

Norte: Partido de Vicente López. Sur: Partido de Lomas de Zamora. Este: Partido de Avellaneda. Oeste: Partido de Tres de Febrero.

Limita además al NO con el Partido de General San Martín; al NE con el Río de la Plata; al SO con el Partido de La Matanza y al SE con el Partido de Lanús Todos los partidos que limitan con la Ciudad de Buenos Aires pertenecen al área llamada Gran Buenos Aires, que ocupa 3.680 km2, y forman parte del Conurbano que junto con la Ciudad compone el Area Metropolitana, de 3.879 km2. Los partidos que constituyen el Conurbano son: Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Esteban Echeverría, Florencio Varela, General San Martín, General Sarmiento, La Matanza, Lanús, Lomas de Zamora, Merlo, Moreno, Morón, Quilmes, San Fernando, San Isidro, Tigre, Tres de Febrero y Vicente López.   Población total discriminado por sexo (año 1991) y densidad poblacional (año 1998):

Total

Sexo

Superficie (Km2)

Densidad (Hab/Km2)

Varones

Mujeres

2.965.292

1.344.041

1.621.362

202.04

15.201


Fuente: Dirección General de Estadísticas y Censos (G.C.B.A..) sobre la base de datos censales.
Resumen Histórico:

La ciudad de Buenos Aires recibió este nombre en homenaje a Nuestra Señora de los Buenos Aires, advocación de la Virgen María originaria de Cagliari, Cerdeña, posesión en esa época de la corona de España, y cuyo culto como protectora de los navegantes era muy difundido entre los marinos del Mediterráneo.

Si bien en sus comienzos se la nombró como Ciudad de la Trinidad, Puerto de Santa María de los Buenos Aires, poco a poco fue imponiéndose este último nombre, hasta hacer omitir el de la Trinidad que le otorgara Garay. Su primera fundación fue efectuada por Pedro de Mendoza el 2 de febrero de 1536, pero este primer intento de establecer un fuerte en Buenos Aires fue abandonado cinco años más tarde, fundamentalmente por los conflictos con los nativos.

En 1580 Juan de Garay estableció un asentamiento permanente que fue creciendo muy lentamente hasta el año 1776 en que fue designada capital del recién establecido Virreinato del Río de la Plata. A partir de entonces, la prosperidad y el crecimiento demográfico fueron en aumento.

En 1816, al abrirse el puerto al libre comercio, éste tomó nuevo impulso, pero el gran período de expansión de la ciudad, basado en las prósperas exportaciones de cueros, lana, cereales y carne, se inició en la década de 1860. Los inmigrantes europeos, principalmente de España e Italia, se instalaron en Buenos Aires. El capital extranjero, sobre todo británico, trajo los ferrocarriles, las instalaciones portuarias, los tranvías y la iluminación de gas.

El 2 de septiembre de 1852, Urquiza en su carácter de Director Provisorio de la Confederación y Gobernador Provisorio de la Provincia de Buenos Aires dictó el decreto estableciendo el régimen municipal para la Ciudad de Buenos Aires y el 3 de abril de 1856 se efectuó la reunión inaugural para la instalación de la Municipalidad. Desde la independencia, Buenos Aires ha estado empeñada en una lucha por dominar a las demás regiones de Argentina; este conflicto quedó en mayor medida resuelto por la Ley 1029 del 20 de septiembre de 1880, cuando la ciudad fue separada de la provincia de Buenos Aires y se estableció el distrito de Capital Federal, como residencia de las autoridades nacionales en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires.

El 28 de septiembre de 1887 son incorporados al territorio de la Ciudad de Buenos Aires por Ley del Congreso, los partidos de San José de Flores y Belgrano. La superficie de la Capital se eleva así de 4.000 Ha. A 18.854 Ha. Hacia 1910 la ciudad había llegado a ser el principal centro económico y cultural de América Latina. La concentración de población, de recursos y de infraestructura de transportes alentó la instalación de bienes de consumo en la Capital Federal, en especial después de 1930.

A finales de esa década la inmigración hacia Buenos Aires desde el interior complementó, y en gran medida sustituyó, el flujo de inmigrantes europeos. En virtud de la reforma de la Constitución Nacional realizada en 1994, la Ciudad de Buenos Aires se convirtió en Ciudad Autónoma y junto con las provincias integra el universo federal de la República Argentina. La Convención Constituyente de la Ciudad de Buenos Aires sancionó la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el 10 de octubre de 1996, confiriéndole el status jurídico que la rige en la actualidad. El escudo de armas de la Ciudad de Buenos Aires, de acuerdo a lo aprobado por Ordenanza del 3 de diciembre de 1923 tiene forma elíptica, de una proporción de 5x6 entre sus ejes mayor y menor, encerrando los atributos que se describen: En jefe una paloma radiante, vista de frente y con las alas extendidas; en punta un áncora, medio sumergida, con parte de la caña fuera de la superficie de un mar rizado, que ocupa el cuartel inferior. Un poco más debajo de la línea que determina el eje menor de la elipse, dos barcos, uno de ellos carabela y el otro bergantín del siglo XVI, vistos por costado de babor. Ambas naves empavesadas con bandera en los topes.

 

Escudo de la Ciudad de Buenos Aires aprobado por Ordenanza del 3 de Diciembre de 1923.

Este no fue el primer escudo que tuvo la ciudad de Buenos Aires, ya que anteriormente existieron otros dos que se fueron sucediendo hasta llegar al actual. Del primero se tiene noticias a través de los Autos proveídos por Juan de Garay, fechados el 20 de octubre de 1580. En los mismos Garay señaló por armas de la ciudad un águila negra pintada al natural, con su corona en la cabeza, con cuatro hijos debajo, demostrando que los cría; una cruz colorada sangrienta saliendo de la mano derecha y subiendo más alta que la corona, semejante a la cruz de calatrava, todo ello en campo blanco. Este hermoso blasón porteño fue aprobado por el Consejo de Indias en 1591, pero veinticuatro años más tarde ya había perdido el recuerdo de su configuración, pues en una sesión realizada por el Cabildo en 1615, se hace mención a las armas de la ciudad diciendo que eran un pelícano con sus cinco crías.

Escudo de armas propuesto por el Cabildo de la Trinidfad en la sesión del 20 de Octubre de 1580 y aprobado por Resolución del Consejo de Indias del 20 de Septiembre de 1591.

Para 1649 ya no quedaba memoria alguna de ninguno de estos dos escudos, pues al analizar el tema ese año el Cabildo, se afirmó que Buenos Aires carecía de un blasón propio. Para suplir esa falta y por iniciativa del gobernador Jacinto de Láriz, se procedió a confeccionarlo. Rodeado por la leyenda "Ciudad de la Trinidad y Puerto de Buenos Aires", presenta en la parte superior una paloma con las alas abiertas y rodeada de rayos, y en la parte inferior un mar agitado y un ancla con una de las uñas hacia arriba.

La incorporación de las naves al escudo de Buenos Aires se realizó por primera vez en las medallas mandadas a acuñar en el Perú con motivo de las fiestas de proclamación del rey Fernando VI, que se realizaron en nuestra ciudad en 1747. A partir de entonces la paloma (símbolo del Espíritu Santo que representa la Trinidad), y el ancla y las naves (que representan al puerto), figuran en todos los escudos de Buenos Aires con pequeñas variantes en su ubicación. En 1852 la Comisión de Educación del municipio porteño, en la cual revistaba Domingo Faustino Sarmiento, aconsejó la adopción de este escudo ya tradicional, medida que se concretó de manera definitiva y oficial por ordenanza municipal de 3 de diciembre de 1923, en la cual se fijaron con precisión sus características.

Escudo de armas acordado por el Cabildo en la sesión del 5 de Noviembre de 1649.

Como es sabido la ciudad de Buenos Aires se encuentra bajo la advocación de San Martín de Tours.

Su elección fue llevada a cabo al poco tiempo de fundarse la ciudad por Juan de Garay. Su nombre surgió en una de las reuniones iniciales del Cabildo, destinada a la elección del patrono de la ciudad, donde se extrajo a la suerte de un sombrero un nombre entre varios de santos. Cuenta la tradición que el agraciado fue San Martín de Tours (obispo de la ciudad de la Turena, nacido en Pannonia, actual Hungría, y cuya vida se desarrolló en Francia). Al no tratarse de un santo español, fue resistido por los ediles, por lo que se volvió a extraer un nombre al azar por segunda y tercera vez, saliendo siempre San martín de Tours favorecido.

El santo, cuya fiesta se celebra el 11 de noviembre, es venerado con un altar de la Catedral Metropolitana y con la iglesia de San Martín de Tours, ubicada en la calle del mismo nombre. La devoción de los porteños de antaño se demostraba no solamente en esta fecha, sino que también se realizaban novenas y rezos de las cuarenta horas cuando casos de sequías, epidemias o guerras hacían que se pidiera su intercesión. Si bien se ha mantenido el culto, la ciudad de Buenos Aires perdió la costumbre de realizar las pomposas ceremonias de antaño, es por eso que a partir de 1968, la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires instauró los festejos de la Semana de Buenos Aires coincidentes con la festividad del Santo Patrono.

Manual informativo de la ciudad de Buenos Aires / Instituto Histórico de la Ciudad de Buenos Aires.- Buenos Aires: Instituto Histórico de la Ciudad de Buenos Aires, 1981.- 496 p. Buenos Aires 4 siglos / Molinari, Ricardo Luis.- Buenos Aires: Tipográfica Editora Argentina, 1980.- 416 p.

Otra bibliografía a consultar:

La Chacarita de los Colegiales / Pino, Diego A. del.- Buenos Aires: Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, 1971.- 112 p..- (Cuadernos de Buenos Aires; 38) Calle Corrientes: su historia en cinco barrios // En: / Buenos Aires nos cuenta.- Buenos Aires.- No. 7, No. 8, Jul. 1984.- pp. 2-79, 2-95 Inmigración alemana y canaria en Chacarita de los Colegiales / Martín, María Haydée // En: Boletín del Instituto Histórico.- Buenos Aires.- Año 3, No. 4, 1981.- pp. 7-29 Historia de los barrios de Buenos Aires / Cutolo, Vicente Osvaldo.- Buenos Aires: Elche, 1998.- 2 v. Buenos Aires, ciudad secreta / Nogués, Germinal ...[et al].- Buenos Aires: Ruy Diaz, Sudamericana, 1996.- 650 p. Serie bibliográfica Ciudad de Buenos Aires / Centro de Documentación Municipal (Buenos Aires).- Buenos Aires: CEDOM, 1980.- 214 p.